D. Rafael García Gonzálvez realiza la primera levantá al paso de palio de Nuestra Señora del Primer Dolor



El pasado jueves, cinco de febrero, tuvo lugar la primera “levantá” del paso de palio de nuestra titular, María Santísima del Primer Dolor, pasadas las diez y media de la noche en la casa de hermandad de la Avenida Vilches.

La cuadrilla se había citado con anterioridad y, para la hora, los costaleros y las costaleras del paso de palio ya habían tenido tiempo para hacerse la ropa y para estar a punto para echar un rato de trabajo.

El capataz, N.H. D. Emilio Salvador Soriano, dio comienzo al acto rezándoles a nuestros titulares un Padre Nuestro y un Ave María junto a toda su cuadrilla, tanto los que ya estaban bajo el paso como los numerosos refrescos, al que se sumaron el resto de asistentes. A continuación cedió el turno de la palabra a nuestro Hermano Mayor.

D. Juan Antonio García López aprovechó para dar la bienvenida a las nuevas incorporaciones que este año ha tenido la cuadrilla y les animó a participar del clima de hermanamiento que la hermandad quiere favorecer entre las cuadrillas de nuestros dos pasos y que sea la semilla de la que crezca una fuerte y bien enraizada vida de hermandad.

A continuación volvió a tomar la palabra el capataz, D. Emilio Salvador, quien ahondó en el argumento iniciado por el Hermano Mayor y que engrosó añadiendo que es bueno compartir la alegría con tus hermanos después de haber superado momentos difíciles, como los está superando la hermandad.

Finalmente tomó la palabra N.H. D. Rafael García Gonzálvez, capataz del paso de nuestro titular, el Santísimo Cristo del Amor, y persona designada para realizar la primera levantá del paso de palio, y, con sus palabras, terminó de darle forma a la idea que habían expuesto, tanto el Hermano Mayor, como el capataz.

“Yo no quiero que nuestra hermandad tenga dos cuadrillas, quiero que tenga un cuerpo de costaleros y costaleras. Un ejemplo: Si el Martes Santo quince de vosotros viene hasta el paso del Señor a decirme que quieren trabajar siendo sus pies, tened por seguro que os haré un sitio y que, los quince que saque, estarán encantados de ocupar el vuestro bajo los palos del palio”.

Luego, tras golpear dos veces el llamador, realizó la llamá:

“¡Kaki! ¡Qué alegría me da oírte ahí debajo, hijo! Nos vamos a ir suavito arriba y, ojo, que esta levantá no la hago yo; La hace la cuadrilla del Cristo del Amor. ¡Tós por igual! ¡A esta es!”

Con el sonido del llamador, la cuadrilla levantó el paso y arrancó los aplausos de los reunidos. A continuación, el Hermano Mayor hizo entrega a D. Rafael García Gonzálvez de un cuadro recordatorio con una foto de la Virgen de Primer Dolor enmarcada junto a una breve leyenda conmemorativa.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estación de Penitencia 2.012