Iniciamos una nueva Cuaresma


El Miércoles de Ceniza nos sitúa a las puertas de la Cuaresma y la cuenta atrás hasta nuestro ansiado Martes Santo entra en su etapa final. Se inicia para nuestra Hermandad un tiempo de preparativos: limpieza y puesta a punto de enseres, reparto de túnicas, organización de la estación de penitencia… toda la ilusión por salir de nuevo a la calle, todas las propuestas e ideas que empezaron a surgir prácticamente en el mismo momento en que las puertas de San Sebastian se cerraron tras la entrada de sus Titulares y que se han ido gestando y reflexionando a lo largo del año, empiezan ahora a ponerse en marcha y a tomar forma.

Pero no olvidemos que la Cuaresma es también un tiempo para prepáranos interiormente, para ser conscientes de lo que Nuestro Señor hizo por nosotros y dejarnos impresionar por El. Cada Semana Santa las distintas hermandades se encargan de dar testimonio de una parte la Pasión de Cristo, desde el Domingo de Ramos con la entrada de Jesús en Jerusalén, culminado al Domingo siguiente con la victoria del Resucitado. Nuestra hermandad tiene, dentro de esa narración, el grancometido de mostrar como Cristo respondió al sufrimiento con amor, pero es un hecho que para dar testimonio de algo, hay que vivirlo muy dentro.  Usemos, por lo tanto, este tiempo de Cuaresma para sentir ese amor que Jesús nos tiene, para comprender su inmensa paciencia, incluso en los momentos en los que fue más rechazado, para asimilar lo que tuvo que soportar, hasta dar su vida, sin dejar de amarnos. Solo tomando conciencia de todo ello, el testimonio que de nuestro titular demos el Martes Santo tendrá sentido. 

Tomémonos al día al menos un momento para meditar y reflexionar en ello, en casa, de camino al trabajo o quizás mientras limpiamos una tulipa o se plancha el manto de la Señora… cualquier momento es bueno, basta con recordar la mirada de nuestro Cristo y preguntarse ¿de donde te viene ese amor tan inmenso en un momento tan difícil?, después guarda silencio, de una manera u otra, El siempre da una respuesta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Estación de Penitencia 2.012